El Populismo como camino hacia nuevos modelos de dominación: La despolitización de la sociedad y los fascismos de nuevo cuño.

Debemos congratularnos todos y todas por el esfuerzo personal y colectivo que desde hace unos meses viene traduciéndose en un resurgimiento de los movimientos sociales. Si bien el 15-M no representa la primera muestra de movilización popular en el nuevo siglo acontecida en Tenerife (recordar el gran trabajo durante los últimos años de tantos colectivos y plataformas como las de oposición al PGO, al Puerto de Granadilla, Anillo Insular, Radar Anaga, etc…), si ha supuesto un aliento para cuantos creen que realmente aún hay margen de lucha y que dotados de mucha fe y perseverancia, finalmente el Capitalismo caerá para dejar lugar a un sistema socioeconómico más justo e igualitario.

Animarnos, que no regodearnos. Reconfortarnos que no embebernos. Reconocernos que no vanagloriarnos. Mucho queda aún para que alcancemos siquiera el mismo grado de eficacia organizativa que otras partes del Estado español llevan años y décadas empleando en sus dinámicas asociativas.

Pero esta reflexión tiene una finalidad muy concreta y es el analizar de manera sincera y sin tapujos, lo que consideramos son contradicciones que con cíclica frecuencia acaban produciéndose en el seno de los movimientos de resistencia popular. Contradicciones auspiciadas en la mayoría de los casos por el desconocimiento relativo y la generalizada ignorancia política e histórica, que deja a muchos en una situación desfavorable a la hora de analizar estos ciclos, sus causas, consecuencias y fenómenos estructurales que las propician de cara a evitarlas o cuanto menos de aislarlas en caso de reproducirse. De esta ausencia de conocimiento y por tanto de la incapacidad intrínseca de la que muchos de los militantes más convencidos y entregados a su causa adolecen – por lo general también los más jóvenes y despolitizados-, surgen conflictos que invariablemente suelen ser utilizados por el enemigo para debilitar, dividir y neutralizar cualquier fenómeno de contestación que ponga en riesgo su status quo. No hace falta decir, aunque lo diremos, que son esos mismos enemigos de las causas justas, quienes instrumentalizan determinados sectores populares para generar discursos contradictorios y de ese modo confundir a quienes , por desgracia propia suelen seguir a la masa y a los líderes que se autoproclaman dirigentes situados a la vanguardia de cuanto se mueva en sus límites preconcebidos.

Sin más dilación y sirviéndonos esta introducción como precario aunque aclaratorio prefacio sobre el hecho mismo de que tan sólo vivimos una etapa más de las comunes en todos los procesos de conflictividad social a lo largo de la historia de las sociedades humanas, abordemos la cuestión que nos ocupa.

Este pasado 15 de Octubre se produjo una manifestación, que, convocada a nivel mundial desde hace meses por no sabemos muy bien quien ni con qué intenciones exactas, irrumpe en la dinámica de movilizaciones sociales que están teniendo lugar en estos momentos en Canarias,  más específicamente en Tenerife. El hecho de que una organización determinada decida adelantarse y asumir la convocatoria, detallando de manera unilateral el recorrido e imponiendo determinadas condiciones, no debería necesariamente alarmarnos, teniendo en cuenta que otros colectivos deciden apoyar la iniciativa de manera asamblearia. No entraremos aquí en análisis politológicos, sobre una organización específica, la manera en la que entra en escena y sus características definitorias, pero sí avanzaremos que DRY contiene muchos de los ingredientes que la convierten en un modelo de “abstracción ideológica”, que desde un aparente apoliticismo, se sirve de los movimientos sociales de “extrema izquierda”, para ejercer el rol de templado “mediador” con el poder, cuando no de cabeza pensante y como tal de representante exclusivo. En esto comparte rasgos con muchas otras plataformas y organizaciones que en épocas recientes, trataron de ocupar dicho espacio de vanguardia, autoproclamándose a sí mismos legítimos revolucionarios. Un ejemplo sería el de ATTAC, quienes en el marco de las movilizaciones “antiglobalización” a comienzos de la década pasada, pretendieron a través de un discurso reformista, situarse en el papel de interlocutor y líder indiscutible, de cuanto en ese momento fue dado a llamar movimiento por “otro mundo posible”. Lógicamente no sólo no lo consiguieron si no que muchas de sus reivindicaciones terminaron por ser asumidas por cuantos desde la Socialdemocracia Institucional, convienen en que es mejor reformar, que finiquitar el modelo Keynesiano  de Estado Tutelar que tanto beneficio trajo a algunos. Prosigamos.

Para algunos, que ya tenemos un cierto bagaje en cuestiones relativas a movilizaciones ciudadanas, y que por fortuna hemos podido recorrer Europa y ser testigos de inolvidables ejemplos de hospitalidad vecinal, solidaridad internacional y lucha local, nos dejó perplejos el hecho de que en un cartel que fuera consensuado en asamblea como libre de logos, terminase por aparecer de forma misteriosa las insignias de DRY, así como una frase en Inglés, que para la mayoría no significaba absolutamente nada. Aquí surge la primera de las preguntas: ¿Cómo es posible que se pretenda evitar utilizar logos o siglas referentes a ninguno de los movimientos que apoyan la marcha, y precisamente en el cartel aparezca de forma inequívoca el logo de DRY? Esto nos recuerda a aquella situación surrealista –vivida en una asamblea de S/C- en la que tras haberse decidido con anterioridad y por consenso concurrir en unidad a la manifestación del 19J, y habiéndose especificado que no figurarían los convocantes en el cartel, se nos volviese a tratar de colar un cartel donde aparecían las siglas de Democracia Real Ya. En aquel momento nos pareció algo anecdótico, fruto del ansia de protagonismo pretendido por algunos de los integrantes de dicha plataforma, en la que todo sea dicho, han acabado por militar también valiosísimos activistas, verdaderamente comprometidos y de indudable buena fe. Gente que por los lazos de amistad que nos unen y su ejercicio del compromiso revolucionario, han demostrado de sobra, actuar con lealtad y honestidad con la causa.

Segunda pregunta que nos hacemos: ¿En qué otra ciudad del Estado español, de Europa y del mundo se decide “prohibir”, literalmente, que la gente concurra con banderas o enarbolando unas siglas determinadas? Habiendo realizado un pequeño trabajo de investigación, dichas consignas sólo aparecen en la convocatoria de la isla vecina (GC), lo cual no es menos sospechoso. Nunca, en nuestra relativamente corta experiencia como activistas internacionales, pudimos presenciar un imperativo prohibitivo de estas características. Precisamente una de las cosas más hermosas, fue el multicolorido aspecto de dichas manifestaciones, donde todas las personas, libremente y bajo su responsabilidad, deciden participar aportando sus ideas o lo que es lo mismo, los colores que a modo de símbolo, las representan. Se nos hace difícil explicarnos, que algo más allá del afán de monopolio, protagonismo o “dirigismo” pueda explicar este hecho. Más incongruente en tanto, bastantes personas lucían amarillas camisetas con las siglas de DRY, siendo precisamente los que más se esmeraron por figurar en primera línea de foto. Lo dicho, puro afán de protagonismo.

Queremos ante todo dejar claro que este análisis persigue generar una reflexión, en ningún caso, desacreditar a quienes con buena fe de mente y actos, buscaron evitar conflictos y que desgraciadamente, secundaron posiciones que si de algo se pueden tildar , es precisamente de conflictivas. Desafortunado el hecho de prohibir y más desafortunado el hecho de no respetar la propia prohibición.

Nos acercamos no obstante al punto más conflictivo y del cual, esperamos con honestidad y mejores intenciones, logremos extraer conclusiones que nos lleven a evitar concurrir nuevamente en errores similares. Como dijimos, sabemos que en las filas de DRY, conviven personas con indudables capacidades y que escapan de cualquier crítica referente a su capacidad y buena voluntad. Estamos seguros, de que son probablemente los que más. Si lo que narraremos a continuación no hubiese llegado a producirse, esta reflexión no hubiese llegado a hacerse pública, aunque de darse la oportunidad habríamos probado a razonar sobre estos detalles con quienes creemos están en grado de asumir la autocrítica.

No podemos si no alarmarnos y estremecernos -y de ahí el título de este artículo- al haber sido testigos de un hecho del todo denunciable. No fueron algunos de los militantes de DRY, los únicos en desobedecer tan reprochable prohibición, con sus flamantes camisetas – no hablamos de las que exhibían el logo de la convocatoria internacional del 15-O, muy bonitas por cierto, sino de aquellas que lucían exclusivamente las siglas del grupo político en sí- si no que por ahí, entre la multitud se pudieron ver diferentes banderas. Si bien las banderas estuvieron ahí desde el arranque de la marcha, no fue hasta más de la mitad del recorrido en que se decide obligar por la fuerza a quienes las portaban su retirada. El hecho de que dichas banderas fuesen enarboladas por personas veteranas y de contrastada vida como activistas, doblando e incluso triplicando la edad de quienes parecen erigirse en nueva vanguardia de la revolución abstracta, no les exime de su “grave delito”. Teniendo en cuenta que estamos en Canarias y que en ningún otro lugar se dé la circunstancia de un veto a la libertad de expresión en el marco de una movilización popular, podríamos sin embargo perdonarles dicha tropelía. Si quiera por respeto a la edad y a la lucha y ejemplo continuados, sean comunistas, anarquistas, independentistas o de todo un poco que es lo que te contestarán si les preguntas. Respeto. Respeto que fue gravemente violado al intentar algunos de los participantes, “arrancarles” (también literalmente) dichas banderas de las manos. Con empujones, insultos, y actitudes intimidatorias además de azuzando por megafonía al resto de manifestantes para que arremetiesen contra los “indisciplinados” transgresores. Cuando alguien cayó en la cuenta de que determinado señor, portaba la bandera de las siete estrellas, se produjo la agresión, que sólo pudo evitarse acabara en un mal mayor, al intervenir algunos de los participantes, en defensa de quien por su edad y condición, nunca hubiese respondido a la violencia con violencia. Recordamos ver además alguna bandera republicana, griega, puertorriqueña las cuales no generaron ni mucho menos la misma reacción de ira y autoritarismo. ¿Casualidad?

Anecdótico fue, el hecho de que incluso alguno de los “indignados” organizadores, le pidiese a un policía que presenciaba el discurrir de la marcha, que interviniese para quitarle la bandera a quien había osado desafiar su mandato. La mirada del policía fue todo un poema. Lastima que el indignado denunciante estuviese tan arrebatado y poseído por la rabia, que no reparó en dicho poema, que por lo pronto hizo sonrojarnos de bochorno a cuantos presenciamos tan dantesca situación.

Por este motivo llamamos a la reflexión, a la autocrítica y a asumir las consecuencias de dicho comportamiento a quienes consideramos son personas valiosas en la lucha por nuestros derechos, al haberse posicionado siempre de manera decidida y sin excusas, del lado del pueblo. Pueblo, que una vez despierto no necesita más dosis de apoliticismo, o apartidismo como se ha dado en llamar esta visión sesgada y abstracta de la realidad social. Si acaso, todo lo contrario, pues espabilándose, pide a gritos salir de la neutralidad ideológica, que en la práctica no es tal, pues neutra sólo es la lejía. Tal neutralidad no existe. La gente quiere conocimiento libre de dogmas o lecturas parciales. Se requiere de una difusión del conocimiento, de formación, pedagogía y sobre todo de real información. Se necesita principalmente ser coherente con el discurso y ejemplar con la praxis, al tiempo que educarse, educarnos, en el estudio del pasado. Pese al foso oscuro y putrefacto al que arrojó el fascismo Nacional-Católico a los sobrevivientes del holocausto civil y a su descendencia, se hace imperativo recuperar la memoria histórica y aprender de los errores del pasado.

Sólo así, tomando parte activa y formándose  políticamente, se lograrán alcanzar los objetivos deseados por todos: Desterrar a los políticos actuales y lo que es más importante, impedir que otros, bajo la bandera de la “imparcialidad”, se hagan con el poder, para arrastrarnos a todos a una nueva forma de opresión mental primero y luego física, que nos deba dictar qué bandera y cual no es la que nos conviene adoptar como símbolo de nuestra adscripción ideológica. Curioso que precisamente la persona que fue agredida por llevar la bandera en ese instante – tras haber pasado anteriormente por varias manos- y quien pretendiendo parapetarle, decidió tomarla en su mano en un acto reflejo de solidaridad, son conocidos por no lucir públicamente ninguna bandera ni símbolo. El uno veterano contrario a este tipo de fetichismos,  el otro, porque simplemente es alguien que nunca se había planteado nada parecido a defender una ideología concreta y que acudía a la manifestación como la mayoría, para sentirse libre de ser quien realmente es por un rato.

El contenido del discurso final lleno de abstracciones y auto-felicitaciones por una revolución que parecía ya realizada nos dejó una sensación de vacío y de cierta vergüenza ajena después de lo vivido, cuando contrastamos la aparente euforia de quienes allí se subieron a arengar a la masa,  con la apatía generalizada de quienes formaban el grueso de la concentración, quienes tras regresar a su casa, se llevaron la sensación de haber acudido a una anómala romería, donde sólo un traje de mago era permitido. Concientes de que tras la resaca, todo volvería, como sucede una y otra vez, a la más cruda y demoledora realidad de sus rutinas. De nada sirve esperar cambiar el mundo con una manifestación o sentirse Martin Luther King, en pleno momento de gloria si realmente no luchamos organizadamente y con tolerancia de la mano de quienes viven en nuestro mismo vecindario y luchamos primero y antes que nada, por cambiar nuestro entorno directo. ¿ O pretendemos comenzar la casa por el tejado?

Como última reflexión, decir que nada se dijo en el eufórico discurso de conclusión sobre el simbolismo que constituye precisamente el punto elegido como final de la manifestación, que además de estar estratégicamente mal ubicado para albergar a una masa de gente tal (sólo los entregados militantes de la cabecera quedaron en grado de escuchar el discurso del final) y que no es otro que el de la cruz Nacional-Católica erigida por el régimen franquista, que si por algo se caracterizó fue por su aparente apoliticismo. Enclave el de la cruz, que también simboliza la devastación de nuestro pasado aborigen, depredación de  cultura y recursos propios y sometimiento crónico de nuestro pueblo ¿Por qué se decidió evitar situar a la gente en la ubicación no sólo más amplia y cómoda de la Plaza 15M (Candelaria), si no simbólicamente más adecuada a las circunstancias? ¿Necesidad de desmarcarse? ¿ Desquite ante la imposibilidad de dirigir manifestaciones anteriores? ¿Fatal coincidencia?

Concluimos, agradeciendo el esfuerzo a quienes han llegado hasta este punto, pues demuestran como mínimo ser personas interesadas en el debate como método de enriquecimiento personal y en la crítica como práctica de salud política. Gracias y a seguir adelante que aunque queda mucho por lograr, sabemos que con trabajo, determinación y una justa causa, David logrará finalmente vencer a Goliat.

Anuncios

18 pensamientos en “El Populismo como camino hacia nuevos modelos de dominación: La despolitización de la sociedad y los fascismos de nuevo cuño.

  1. Alzada en Anaga dice:

    Muy bueno…Viva Canarias Libre!

  2. Un compañero compartió el artículo por Twitter y me he pasado la mañana releyéndolo alguna que otra vez… Simplemente quería felicitar al autor porque, tal y como se plantea en su objetivo, me ha hecho reflexionar mucho sobre el tema. Me ha gustado mucho la perspectiva que se ha ofrecido sobre el uso de símbolos y, lo admito, he tenido que rectificar muchas opiniones que tenía al respecto. Gracias por el esfuerzo y por crear un espacio tan interesante.

  3. Buenos días, señor/a X.

    Temo que no puedo aceptar su oferta de debate ya que prácticamente hace un acto de demagogia y juzga a un movimiento. Es una invitación envenenada que comienza más como un juicio o una provocación que como una charla al conocimiento y al respeto. Lo siento.

    No obstante y espero que sirva, me gustaría reunir aquí datos que pueda usar en futuras reflexiones sin caer en la facilidad del prejuicio fácil.

    A la pregunta de ¿quién convocó el 15-O?

    Aquí tienes la respuesta.

    Desde entonces se ha trabajado usando diversas herramientas de la red para coordinarse con otras plataformas en algo llamado “organización líquida”, un ejercicio de horizontalidad donde ninguna plataforma manda más que otra, sino que convergen en una serie de mínimos, como el lema “united for global change”.

    Las herramientas son abiertas a cada ciudadano, no solamente están los grupos de facebook sino también hay participantes de DRY en la medida de sus posibilidades en las reuniones y asambleas de otros colectivos para invitarlos/as a colaborar e intentar que participemos todXs en el cambio.

    El siguiente punto sería “pacífica sin logos y sin banderas” (por alguna extraña razón siempre omiten la primera palabra) ¿Por qué? Porque estas convocatorias son usadas por algunos sindicatos, algunos partidos, algunos movimientos “olvidados” para hacer campaña.

    Admito, que fue un error poner Democracia real ya en las banderas y no, por ejemplo, “organización”. El objetivo era que como personas organizadoras del evento, fueran fácilmente localizables y reconocibles por si ocurría cualquier incidente. Se ha tomado nota, y se baraja la propuesta de poner simplemente “organización”.

    Ahora mi pregunta sería, ¿era necesaria una reacción tan desmedida?, ¿están tratando de demonizar el movimiento?

    Hago un inciso sobre lo que implica ser respetuoso, asertivo y vamos a llamarlo “correcto”. En la manifestación de A por ellos, manifestación con libertad para asistir con banderas o logos, DRY no lo hizo, porque por respeto, la manifestación es para las plataformas que llevan largo tiempo en lucha y se limitó a apoyar a nivel nacional la lucha contra los recortes en lo público.

    Los incidentes ocurridos fueron tratados con diálogo, respeto y educación para aprender. Una lección que pudimos ver es que la gente no se siente identificada por luchas puntuales locales (una lástima) y no se ven representadas por sindicatos -allí presentes- ni banderas, sea cuales fuera.

    Y hablo de respeto, que tanto se exige a DRY y brilla por su ausencia en sus opositores. Se habla de la libertad de expresión y de llevar lo que se quiera. Entonces me pregunto que hubiera pasado si hubiera ido en la cabecera una persona con una bandera española, gritando consignas contra los canarios en una auténtica provocación.

    Porque eso fue lo que pasó, una bandera, que actualmente no representa el pueblo canario sino a las juventudes de Coalición Canaria y otros frentes independentistas,

    http://www.laprovincia.es/canarias/2011/09/14/cc-iza-bandera-siete-estrellas-verdes-20-n/400114.html

    http://www.unmomentoporfavor.info/nacional/politica/jovenes-de-cc-celebran-el-43-aniversario-de-la-bandera-de-siete-estrellas-verdes-como-simbolo-del-nacionalismo-canario/

    en lo que viene a ser una clara propagando política de cualquiera de los dos . . .
    y además, provocando, entre insultos y empujones a las personas allí presentes.

    He de decir, que cuando vemos los conflictos en las manifestaciones de fuera de Tenerife, todo se ve muy bonito, pero a la hora de la verdad, de meterse en medio de esa tensión, evitando que sigan los forcejeos y llegue a pasar algo realmente peor, entonces es fácil señalar con el dedo.

    La actuación de la organización está claro que no dejó satisfecho a todo el mundo, pero evitó una situación que DRY condena y muestra absoluta repulsión: la violencia. Este es un movimiento pacífico, de conciencia. Y habrá habido errores, y se tendrán en cuenta a la hora de elaborar protocolos o consensuar cuales serían las mejores maneras de proceder. De eso no tengas lugar a dudas.

    Me temo, que nunca se prohibió el uso de banderas. Se pidió, desde un principio, que esa era una manifestación para las persoans, para la unión de las personas, y algo que hacen las banderas es separar, ya sea en ideologías, equipos de fútbol o países.

    Se respetaron las banderas que se llevaron, la bandera verde de la chica que iba al final, la cubana, etc. Nadie le prohibió nada, lo que no puedes pretender es que la gente que estaba allí actúe con y bajo la responsabilidad de DRY.

    Hubieron provocaciones, lamentables y condenables, hubieron fricciones, lamentables y condenables, empujones e insultos . . . independientemente “del bando” que parece que esto es independentistas vs DRY, y no es as. Soní personas que chocan con personas – ¡OJO!- que caemos con facilidad en el juicio. A nadie le gusta una pelea, pero pocos son los que interfieren para pararla. Lástima – oh, gran lástima – que haciendo lo mejor que se pudo para evitarlo – y lograrlo – se caiga en el juicio.

    Sigo

    Y acabar en la plaza España, pues sí, así como la ruta – demasiado larga – para aprender. Por desgracia parece que todas las plazas estén manchadas de sangre y bautizadas con nombres de asesinos o de nombres religiosos. Si es verdad que fue como una ratonera, poco útil y desorganizada. Eso ha quedado más que claro.

    Nadie dijo que sería fácil, ni que viniera hecho, ni que sería perfecto. Se dijo “vamos despacio porque vamos lento”, y en ese camino estamos aprendiendo, a pesar la tristeza que da ver, lo fácil que es demonizar (tipo de demagogia que te recomiendo que leas) un movimiento que ayudó – repito, ayudó, y no eso de “autoproclamó” – a sacar a gente de casi 100 países del mundo.

    Un saludo y espero que podamos construir entre todXs ese futuro que tanto necesitamos.

    PD.- Penoso, y repito PENOSO, que se está hablando más de esto que de las reestructariones que están teniendo las plataformas para que todas las acciones sean globales a partir de ahora.

    Que haya sido un hecho histórico en el que Tenerife tuvo una respuesta por encima de cualquier expectativa y en la que las personas que trabajan en DRY llevan tiempo matándose para que salgan personas de todo el mundo. ¡¡¡DE NADA!!!

    Aprovecho para darle las gracias a todXs los que fueron, los que imprimieron carteles o difundieron el evento. Sin ellos y ellas no hubiera sido posible. El cambio es de todXs y vamos de la mano, aprendiendo.

    Siempre estarán invitadXs a participar.

  4. Domingo dice:

    La bandera tricolor representa la lucha social por la descolonización y la independencia de Canarias.

    No olvides que Canarias sigue siendo una colonia, y los problemas actuales de Canarias en gran medida se deben al sistema colonia impuesto por España.

    Ustedes no representan a Canarias, ustedes son un movimiento colonialistas más. Porque lo que buscan es seguir perpetuando el colonialismo sobre Canarias, falsos, que son unos falsos,

    Ahora tienen que pedir disculpas, por la afrenta a la dignidad del compañero Ignacio Reyes. Pero amigo españolista, abre el ojo y esparrama la vista, porque ninguna acción se va a quedar sin respuesta. Si nos atacan, atacaremos con más fuerza. Gracias a Dios el compañero Ignacio Reyes es una persona más comedida.

  5. Julian dice:

    Los que han alimentado esta bola son precisamente DRY Tenerife con sus prohibiciones, su logo por doquier y su guardia pretoriana de camisas amarillas que causo este desaguisado. Si desde un primer momento se hubiera posicionado sin medias tintas contra la agresión que se dio en la manifestación esto no habría llegado a ninguna parte. Han pasado 3 días y mientras la indignación sigue creciendo la organización no se pronuncia como tal. Al contrario si se visita su grupo de facebook lo que se puede encontrar uno es matonismo, odio y defensa a ultranza de su actuación como organización de la manifestación por parte de una gran parte de sus miembros. La táctica de escurrir el bulto de la que hace gala en esta contestación hace venir a la mente a uno a otras organizaciones políticas que todos conocemos muy bien.

    PD: Curioso el video de postea, se ve a la cabeza de la manifestación a varias personas con banderas… un poco contradictorio no?

  6. Flor dice:

    Manuel Clayseed: la bandera de las siete estrellas no la originó las juventudes de CC, aunque hoy ellos la porten, ni creo, sea propiedad de ningún colectivo, partido o frente (como usted enuncia) independentista. No, por el contrario, la bandera, cual símbolo y, no menos que una camiseta de cualquier color ( a lo mejor, como las amarillas de DRY y los católicos, por ejemplo), sigla o consigna, etc., representa un movimiento político y social que, con sacrificio y persecuciones del aparato del estado, fue reprimido con dureza, sobre todo, durante la étapa franquista y la transición “democrática” española.

    Hasta no hace mucho tiempo, fue la bandera “terrorista” de los revolucionarios canarios para muchos medios, e incluso en la actualidad, más que pese, y sigue siendo tan repudiada por diferentes sectores reaccionarios: partidos, asociaciones y colectivos españoles (-istas) afincados en Canarias ; mientras es ampliamente esgrimida por colectivos, partidos y asociaciones de todo tipo en esta parte del mundo, para reivindicar en miles de manifestaciones políticas, sociales o vecinales los derechos y atentados que, casi a diario, los partidos con opciones de gobierno realizan a sus anchas.

    Así que, no me valen excusas distorsionadoras: los acontecimientos vividos ese dia en la manifestación, ocurrieron con anterioridad en otra, donde varias personas intentaron agredir y azuzaron a la masa, al grito: ¡Fuera las banderas!, a un muchacho que portaba la enseña nacional frente al parlamento de Canarias. La excusa era: ¡no hay que “politizar” la manifa (ción)!.

    Este que escribe, nunca ha participado en este tipo de conglomerado (DRY, 15M etc.), pues ya existen organizaciones y colectivos que, desde el campo independentista canario, comunista (o ambos), anarquista o ecologista, llevan décadas organizando y bregando por transformar la realidad de esta parte del mundo: desde abajo y no desde arriba, horizotal y no vertical, desde la autoorganización y no con el complemento de la Tv, con más o menos victorias sobre nuestras espaldas. Una lucha, que es solo la herencia dejada por los que nos han precedido, con sus equivocaciones y aciertos, pero, que merece el respeto y la consideración, de cuantos ahora, se apuntan a la moda “amarilla” del Change of the world, ya lo decían agunos viejos comunistas: ¡politizar despolitizando!.

    Yo por mi parte, y todos mis amigos, seguimos con la misma consigna: ¡Viva Canaria Libre y Socialista!. Ya es hora, de empezar a generar poder popular.

  7. Marcial Díaz dice:

    “Los incidentes ocurridos fueron tratados con diálogo, respeto y educación para aprender.”

    ¿Cómo se puede tener un rostro tan grande? Los sucesos se dieron prácticamente al acabar la manifestación, en la avenida de Anaga, a la altura de Radio Club. Fueron alentados por la propia organización, por esos que llevaban los petos y portaban megáfonos. Sufrieron un acoso entre insultos y empujones. De respeto nada. Es alucinante como mienten sin despeinarse, y encima nos dicen que la bandera es de Coalición Canaria. ¿Por qué no dicen que cuando CC la adoptó como oficial grupos independentistas como Azarug se manifestaron en contra portando esa misma bandera? Que poca memoria histórica tenemos cuando queremos, ¿verdad? ¡Esa bandera la tiene como oficial hasta Izquierda Unida! Menuda manipulación de la historia. Sigan creándose enemigos sin necesidad.

    ¿Pueden creer que le recriminaban a Ignacio Reyes que le pagaba Paulino? ¡A un comunista de toda la vida y consecuente como él! ¡Pagado por Paulino! ¿Pero quienes se han creído esta gente? Indignado si que estoy yo.

    Felicidades al autor del artículo. Ni una agresión sin respuesta.

  8. Flor dice:

    Por cierto,

    ¿No les recuerdan este tipo de “manifas” a las concentraciones, estilo norteamericanas, donde la gente usualmente portan carteles en vez de banderas (aparte de la de USA) llenas de contenido reivindicativo?

    Curioso.

  9. Miguel dice:

    Ya se dieron de puñaladas los independentistas de Gran Canaria y Tenerife en su momento. Acusaban al gobierno central de fomentar el pleito insular mientras ellos mismos se mataban entre sí por hacerse con cuotas de poder dentro de una organización que acabó por romperse en mil pedazos. El patriotismo canario mal entendido, el discurso “antigodo”, los personalismos y los supuestos intelectuales alimentando odios nacionalistas entre personas han hecho que su lucha haya dejado de interesar a una gran mayoria de canarios entre los que me encuentro. Mírense el ombligo de vez en cuando, echen la vista atrás y aprendan de su propia historia. El señor de la bandera estuvo coreando consignas que a muchos “godos” que asistieron a la manifestación me consta les sentó como una patada (“policía goda” y demás lindezas…) Al final de la misma insultó, increpó e hizo gala de una agresividad verbal y gestual desmesurada. Pero claro, de esto nada dice el artículo. Corren nuevos tiempos señores y hay una juventud que ha salido del eterno aplatanamiento a protestar contra sus gobernantes. No les pongan zancadillas y hagan el favor de poner ocho estrellas en esa bandera que tanto idolatran, La Graciosa también existe.

  10. Tales dice:

    Qui habet aures audiendi, audiat.

  11. Flor dice:

    ¿Quienes se han dado “puñaladas” entre los independentista de Gran Canaria y Tenerife? ¿De donde sale esto?; ¿Pleito insular?; ¿Patriotismo canario “mal entendido”?; ¿Odios nacionalistas?

    Demagogia. No crées que mezclas hasta la saciedad argumentos, muy discutibles e infundados en muchos casos, tópicos maniqueos y extremos que no vienen al cuento, para quitar hierro a un abuso y hostilidad sobre personas que no piensan como tú o ustedes ¿Como llamas a eso?

    Dudo tanto lo que dices sobre el señor que fue a la manifestación insultando a la “policia goda y demás lindezas”, que aún considerándolo, no entiendo porque te rajas las vestiduras defendiendo un status quo que, presupongo (solo eso), quieres transformar: ¿Será que gritar: …Independencia? …¿Libertad para los pueblos orpimidos del mundo?… ¿Descolonización?…¿Socialismo?.. ¿Es delito?.

    Desconozco si habían muchos “godos”, como tú los denominas, a mi me gusta denominarlos por su lugar de origen (por simplificar), tanto como a mí en España, me llamaban “el Canario” (no me molestaba), estaban presentes en esa manifestación, aunque no me extrañaría. ¿No quieren cambiar las cosas, o será que quieren cambiarlas para que no cambie nada?. Esto deja mucho que pensar.

    Me parece, que algunos discrursos son muy abstractos y alejados de la realidad que pisan, y fuerzan, como tantos otros que he leído, una retórica, que por el contrario, sí que siembra odios desde el nuevo “Fascismo” y “Pensamiento Único” que se antepone; vilipendiando la acumulación de fuerzas del campo de izquierdas independentista, aquí en Canarias, y en otras partes del mundo, y suplantándolo por una idea, tan abstracta y poco cohesionadora, circunstancial y alejada de los problemas cotidianos de tus paisanos, que no tardará mucho tiempo en deshacerse. Sobre todo desde la TV deje de darle minutos.

    El eslogan es: Change of the world. ¿Pero que cambo de aspira? ¿Una reforma de la actual situación? ¿Una gran ONG?.

    No entiendo, no comprendo, que clase de aventura se comienza por el tejado, ninguneando los problemas cotidianos de la gente, porque, que yo sepa, aquí (me refiero en Canarias), muchas organizaciones de izquierda han sacado, muchas más gente a la calle, bregando con los problemas diarios de la gente, y no ha tenido ni un 0,0001% de repercución en los medios de masas (TV, radio…) del sistema, que ha tenido alguna manifetación de las de nuevo cuño.¿Y eso porqué?

    Entiendo, comprendo, que una organización espontánea y totalmente ambigüa que, de forma premeditada haya salido del horno, gracias a los medios de comunicación, intente canalizar con un nuevo marketing (tan subjetivo, falto de programa y estraegias), el descontento social generado por el sistema actual, que sin señalar, se abstrae a formar leyenda bajo el paragüas de “El capital” (Si Marx levantra la cabeza).

    La carta de presentación es clara: sin ponerle nombre y apellido, sin buscar las causas históricas, sin profundizar en las raíces de los probemas actuales, desetimando cuanta bibliografía se ha realizado hasta el momento, se impone la aspiración de un programa reformista de eso que llaman “capitalismo mundial”. Sin atender a razones de esta índole, molestan todas aquellas luchas que, con mucho tiempo de experiencia a sus espaldas, no canalizen el nuevo objetivo que se encamina. Llegado este punto es de obligado cumplimiento argumentar: ¿Pero alguién de esta masa tan heterogénea sabe cual es?. ¿El fin del cambio climático de B. Clintón?.

    Así, pues, se intenta suplantar mediante diferentes estrategias que buscan, a lo sumo,conformar una vías de escape, controladas por la Tv (esto se debería se subrayar), bajo el aglutinante de un imperativo: Change of the world.

    Ok. El ejemplo más notorio de cuantos han salido a relucir, fue la concentración por fuera del Parlamant de Catalunya: ¿Cuantas personas habían 3000 o 5000?. ¿Y cual, entre otras muchas, ha sido la repercución de los mass medios sobre esta causa? . Antena 3 la llego a dar en directo; como la supuesta gran revolución de Egipto o Túnez.

    Ok. Para ello, las banderas y organizaciones, herramientas de lucha de la izquierda, de los colectivos independentistas o anarquistas, dejan de tener sentido en la nueva oposición que se genera. Se expande como un chicle fuera de un colegio de primaria, vía internet.

    Y, tergivesando la lucha del proceso de principios de los 80, la década de los 70, y quizás los 60, e saca a relucir un “protocolo” o, más bien, un “reglamento”, para anular las anteriores luchas: Se impone (por concenso, increíble) de forma taxativa la “despolitización” de las acciones. En fin Mutatis Mutandis.

    Vuelvo a clamar: ¿No recuerda esto las manifestaciones, con consignas en los cartelitos, ambigüos o irónicos, muy presentes en de otros lugares del mundo “civilizado”? ¿No faltará solo ponerse a dar vueltas en círculo delante de cualquier sede institucional?

    La experiencia de luchas, la veteranía, dejan paso a la espontanéidad. Los esclavos piden tener derechos de ciudadanía, cuando se sabe, que estas se conquistan, y no se conceden.

    Como guinda de tanto discurso argumental, terminan por arremeter e intoxicar, aún más si cabe, a un símbolo, como cualquier otro de lucha, “caracaturizándolo” (cuanta fuente de inteligencia), como el que desprecia el contenido de una consigna por considerárla que no tiene contenido; cuando todo lo contrario, si revisas la historia, se darán cuenta que ha sido simbolo de lucha desde hace décadas: eso sí, con contenido, persecuciones y objetivos.

    Pero, a esto, se suma varios enfoques:

    1) La miseria de aquellos que alimentaron (con violencia) a las masas (no a la suma de individuos, que es muy diferente) a lanzarse sobre (¿el nuevo chivo espiatorio?) que portaba esta bandera de las siete estrellas verdes.

    2) La ausencia de un análisis político de la situación en Canarias, vamos, del lugar concreto en el que se desarrolla, (que forma parte de este mundo, y no del planeta Venus) y más cercano aún, de una comprensión del proceso histórico en este archipiélago.

    3) La violencia de algunas personas ( que por lo visto están en contra de las liberación de los pueblos) que, vaya usted a intuir que frustración, se convierten con violencia inusitada, en los valedores de una idea que se impone, Ok.

    Por invertir los términos, paso un link sobre el derecho de los pueblos a la autodeterminación e independencia y al socialismo (se lee de un tirón) y, puede ser hasta entretenido. ¿ A que esto no se discute en los institutos ni el la TV?:

    http://www.marxists.org/espanol/lenin/obras/1910s/derech.htm

  12. Traepacálaguataca dice:

    El artículo no está escrito desde una óptica independentista, es decir, que contempla lo sucedido en la Manifestación estrictamente porque se produjese una agresión contra alguien que llevase la bandera independentista. El hecho que se pretende resaltar y que nos parece INJUSTIFICABLE es la agresión en sí. El problema es a nuestro entender, que entre los miembros del grupo que convocaba la manifestación existen personas intolerantes y con actitudes fascistoides. Pues prohibir un logo o una bandera (y más cuando en el propio cartel aparece el logo de dicha organización) es una cuestión crítica, pues si bien todos los que acudieron están de acuerdo en que necesitamos un cambio, cada cual tiene el derecho a adoptar su pertinente perspectiva y su modelo teórico de actuación. En el caso de los diferentes movimientos o tendencias que aglutina la “izquierda no institucional” , se produce una coincidencia en cuanto a objetivos y casi en la totalidad de puntos programáticos, también en las vías de actuación. Pero si hablamos de nacionalismos, decir que pese al pretendido apoliticismo (lo cual es en realidad una cortina de humo que esconde pretensiones manipuladoras) de DRY, existen en sus filas posturas nacionalistas, de tipo “españolista” que se muestran tan intransigentes o más de las que el propio independentismo haga gala. Al final el debate no gira entorno a si esa bandera les gusta a todxs o no, si no que cualquier persona tiene derecho a manifestar su preferencia política, siempre y cuando ésta no comporte connotaciones contrarias a cuanto se pretende defender desde los movimientos de la”izquierda de base”. Es decir, que sean horizontales, no institucionales y que no pretendan instrumentalizar los movimientos sociales para su beneficio.

    Añadir otra anécdota de la que no se habla en el artículo y que me parece casi tan triste como la agresión en sí. La señora Rosy, habiendo llegado antes que la manifestación a la plaza España, se entretuvo con algunos de los adolescentes que allí se reúnen a esas horas, preparando un recibimiento a la marcha. Para mí, que tuve la oportunidad de presenciar lo narrado, fue un gesto tan entrañable y carismático, que no pude si no esbozar una sonrisa. Ver a los chicos, gritando a una: “el pueblo unido jamás será vencido”, y aún más verlos entusiasmados y haciendo preguntas de todo tipo, resultó del todo emocionante. Tristemente, con la llegada de la cabecera de la manifestación y con ésta, la guardia pretoriana de amarillo, la ilusión se transformó en indignación, pues sin dudarlo dos veces, miembros de DRY, se dedicaron a espantar de malas maneras a los “adolescentes” como si fuesen palomas en la plaza. Fue triste y decepcionante ponerse en la piel de esos chicos, que con más o menos humor estaban allí preparados para por primera vez en su vida, participar de algo así, y sentir como se les ahuyentó del mismo modo que la policía disolvería un botellón. Lamentable. Esta actitud responde a una manera de proceder, que desde ciertos individuos de DRY, se convierte en tónica habitual. Sólo necesitamos entrar en los foros de dicha organización y atender al egocentrismo y la falta de honestidad política (además de la agresividad e intransigencia) exhibida. Insultos, menosprecios, encerronas contra aquellos que divergen del pensamiento imperante…..Por supuesto, la señora Rosy se sintió dolida y en cierto modo atropellada, al comprobar como sus buenas intenciones con los jóvenes, eran aplastadas por la soberbia y la prepotencia de ciertos sujetos.

    Lo único que excusa a DRY como organización, es que en sus filas se incluyen personas luchadoras y con los pies en la tierra. Si bien deben convivir con algunos elementos, que sin experiencia previa al 15M y con una evidente tara ideológica y ausencia de valores, se creen en grado de imponer su visión a la primera oportunidad que tienen. Dar nombres sería dejar atrás el análisis y entrar en otro campo. No son acusaciones lo que aquí se vierten y tampoco considero que en el artículo se estén esgrimiendo argumentos falsos o tergiversando la realidad. El único intento de manipulación es el que se viene produciendo cada vez que se organiza un acto de estas características, puesto que repetimos, decir que en un cartel (del que ya existían versiones sin logos) se pone el logo de la organización convocante (aún prohibiendo expresamente en el mismo cartel el uso de logos o enseñas) para que en cualquier situación problemática, se supiera a quien referirse, es pura retórica y no oculta el denotado intento de acaparar del evento.

    Manuel Clayseed, decirte que no hace falta que nos invite a participar, pues la gran mayoría de las personas que salimos y saldremos a la calle, para defender nuestros derechos, libertades y nuestra TIERRA, ya salían antes de que DRY los invitase y concediese la oportunidad de manifestarse. Ustedes son los últimos en llegar y pretender ponerse al frente de un movimiento ciudadano donde existen tantísimas posiciones y adscripciones ideológicas, y para colmo querer imponer ese falso “apoliticismo” que tan sólo esconde un ansia por desvirtuar la radicalización de posturas políticas dentro de los movimientos de base, por cierto inevitable y deseable hasta cierto punto. Creo que lo mejor que pueden hacer si desean desmarcarse de determinados colectivos, es que se constituyan de una vez en partido político, siempre y cuando desde Madrid se lo autoricen, pues sabemos que DRY es una plataforma con dirigentes que estipulan líneas de actuación y parámetros ideológicos, que desgraciadamente en esta tierra de “ignorantes”, está implantándose también a costa de captar personas válidas aunque inexpertas. Señor, los que causaron el problema y llevaron a cabo la agresión, no fueron canarios llamados por su conciencia, si no miembros de DRY, identificables y que por si fuera poco son conocidos además por provocar situaciones de conflicto en otros marcos de actuación, como lo fue en su día la Acampada de la plaza 15M.

    En sus propias palabras: “Que haya sido un hecho histórico en el que Tenerife tuvo una respuesta por encima de cualquier expectativa y en la que las personas que trabajan en DRY llevan tiempo matándose para que salgan personas de todo el mundo. ¡¡¡DE NADA!!!”

    ¿Qué les debemos agradecer?¿Realmente cree que ustedes han logrado más de lo que se hizo en las manis contra el puerto de Granadilla, contra la guerra de Irak, en las movilizaciones de Mayo, en la Manifestación del 19J, en la que tuvo lugar en Septiembre (a por ellos), etc?….No le debemos las gracias, pues si las personas de DRY se movieron, más se movieron todos aquellos que lejos de sospechar la trama que se preparaba, encartelaron la ciudad y utilizaron sus foros y plataformas para difundir algo que si de DRY hubiese dependido, hubiera reunido a apenas unas pocas decenas de personas, entre militantes y simpatizantes. Manifestación que más allá de la previsible cobertura mediática, de las fotos y videos, no ha supuesto absolutamente nada, en términos de avance político. No creo que visto lo visto, nadie pretenda trabajar en unidad con su organización, a menos que cambien radicalmente de actitud y comportamiento.

    En mi opinión, esta manifestación podría haberse planteado de otra manera, puesto que además se inscribe en un contexto donde quizás y debido a lo ocurrido (previsible en vistas de las prohibiciones) pueda llegar a restar fuerzas a otras demostraciones que se den en el futuro, y que respondan a cuestiones “palpables, materiales, locales y específicas”, como lo son la construcción del puerto de granadilla, la pauperización de los sistemas y garantías sociales, etc…. Es decir que algo folclórico como lo es una manifestación con “objetivos abstractos”, pese a que fue SU oportunidad de dirigir y liderar algo, quiera llevarse al nivel de “Hito histórico”, nos habla una vez más del afán por destacar y ocupar un lugar, que a otros (con o sin bandera) se lo asigna los años de entrega, sacrificios, lucha y experiencias. No se vanaglorien y toquen suelo. Déjense de excusas y sean honestos con ustedes mismos.

    Tantos errores del mismo tipo, en una misma manifestación, huele a podrido, pues ni es la primera manifestación que tiene lugar en S/C (aunque a alguno de ustedes así le gustaría figurase en los libros a partir de ahora) ni mucho menos la más concurrida. En ninguna demostración masiva anterior, se dieron los problemas que se dieron en esta, problemas que erradican en la falta de experiencia de la propia organización y de algunos de sus militantes (unida a un exceso de protagonismo) así como en la falta de tacto y asertividad con la realidad local.

    No se crean más de lo que son. Ustedes no tienen opositores, lo que comienzan a ganarse en vistas del proceder habitual desde que sus siglas comenzaron a darse a conocer hace apenas unos meses, son personas hastiadas, indignadas y descreídas, con sus reales intenciones y prácticas organizativas. Por algún motivo, en Barcelona, ciudad con una ancestral práctica revolucionaria y con amplísimas redes sociales (hablo de las físicas como ass.vecinales, colectivos, CSO, ONGs,etc… no de las virtuales) DRY no logra ocupar el lugar que quisieran, pues les va a ser imposible despolitizar y llevarse a su terreno a una sociedad como la catalana, profundamente polítizada. Por cierto, y para cerrar esta intervención……Ustedes dicen que los que llevaban las banderas independentistas, se pusieron agresivos al ser interpelados por los “controladores de amarillo” (lo cual es falso como atestiguan decenas de personas que presenciaron los hechos)…pero dígame qué hubiese ocurrido si algo así hubiese pasado en Catalunya o Euskal Herria…seguramente estaríamos hablando de otro tipo de reacción y este debate lo estaríamos teniendo a las puertas de algún hospital.

    Pónganse las pilas….y reconozcan que en este patio, los recién inscritos, no deberían permitirse ir a robarle el bocadillo a los de BUP…si no por respeto, al menos si por amor propio y decoro.

  13. cardo dice:

    La existencia de sectas inmovilistas más o menos virtuales que se reclaman de Lenin es hoy un asunto más relacionado con las neurosis que acechan a los individuos inmersos en las condiciones modernas del capitalismo que con la lucha por las ideas que sostienen los rebeldes contra los ideólogos de la clase dominante. El tiempo no perdona y el fracaso final del leninismo ocurrido entre 1976 y 1980 ha llevado a los creyentes que sobrevivieron a una supervivencia esquizoide. Como ya estudió Gabel, el precio a pagar por su fe es una conciencia escindida, una especie de doble personalidad. Por un lado la realidad desmiente el dogma hasta en el menor detalle, y por el otro, la interpretación militante ha de retorcerla, encorsetarla y manipularla hasta el delirio para amoldarla al dogma y fabricar un relato maniqueo sin contradicciones. Como si de una Biblia se tratase, en dicho relato están todas las respuestas. El cuento leninista suprime la angustia que en el creyente engendran las contradicciones de la práctica, lo que constituye una poderosa arma para escapar a la realidad. El resultado sería patético para el resto de los seres vivos si los debates abundaran en el seno de un proletariado combativo como el de los años setenta, pero dado el estado actual de la conciencia de clase, o lo que es lo mismo, dada la inversión espectacular de la realidad, donde “lo verdadero es sólo un momento de lo falso”, la presencia de sectarios leninistas en las escasas discusiones de base no contribuye sino a la confusión reinante. El papel objetivo de las sectas consiste en falsificar la historia, ocultar la realidad, desviar la atención de los verdaderos problemas, sabotear la reflexión sobre las causas del triunfo capitalista, bloquear la formulación de tácticas de lucha adecuadas, impedir en fin el rearme teórico de los oprimidos. Los leninistas fosilizados de hoy ya no son (porque no pueden) la vanguardia de la contrarrevolución de hace treinta años o de hace sesenta, pero su función sigue siendo la misma: trabajar para la dominación como agentes provocadores.

  14. cardo dice:

    los fundamentos de la acción que incline la balanza social del lado contrario al capitalismo no se encontrarán con los métodos de organización del tipo sindicatos o partidos, ni en los parlamentos, ni en las instituciones estatales, ni en los centros comprometidos con cualquier aspecto de la dominación. Que las masas oprimidas se hallan aisladas y dispersas, sin amigos. Que los activistas han de poner por encima de todo la capacidad de asociación, el fortalecimiento de la voluntad de acción y el desarrollo de la conciencia crítica, incluso por encima de los intereses inmediatos. Que las masas han de escoger entre tener miedo o darlo.

    united for global change-15.0

  15. […] Consultar el artículo publicado en el boletín TILELLI del 18 de Octubre de 2011 Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: