Espacios liberados: Autogestión y construcción de alternativas

En las últimas semanas nos llegaron noticias desde Euskadi, concretamente desde Bilbao, donde el legendario CSO Kukutza  era desalojado de manera brutal y contundente por la Ertzaintza. Un espacio que tras 13 años de gestión, supuso una verdadera plataforma donde acoger iniciativas colectivas que de otro modo y si de los espacios institucionales hubiese dependido, nunca habrían podido materializarse. Lo importante que era ese espacio, convertido en centro de encuentro cívico, fomento de la cultura participativa y referente de la cohesión y lucha vecinal para el barrio y la ciudad en sí, queda patente al observar la reacción de los vecinos que no dudaron en salir a las calles reivindicando el lugar como propio. Talleres, clases de idiomas, informática, arte, deporte, cine, o simplemente como comedor social, todos y todas sentían que ese lugar otrora abandonado y en ruinas les pertenecía, por derecho.

Y es que Kukutza al igual que muchos otros centros sociales a lo largo y ancho del Estado Español y de toda Europa, se constituye como ejemplo de la resistencia vecinal ante un modelo de gestión ciudadana basada en el ultracapitalismo depredador, para el cual cualquier signo de cohesión social, autonomía asociativa o defensa de lo público supone una amenaza a su hegemonía totalitaria.

El control del “espacio”, además del rasgo económico que conlleva en el proceso de degradación del concepto de “lo colectivo” (con los grandes chanchullos especulativos donde la ordenación del territorio obedece sólo al interés del empresario) posee otro nivel de influencia de orden psicológico, al producirse una separación real, física, de lo que hasta hace bien poco constituía  la base cohesionadora de cualquier sociedad: La posibilidad de reunirse libremente, bajo principios de solidaridad y convivencia, en un lugar público donde sea la gente misma quien dirija su propia vida, realizándose en comunidad y logrando reencontrarse con sus vecinos y conciudadanos.

Como ejemplo de esta dominación y privatización de lo colectivo en sumisión al interés y beneficio particulares, bastaría mencionar el papel que actualmente juegan muchas asociaciones vecinales, cooptadas por los mismos partidos políticos que desde sus poltronas gubernamentales, se empeñan en dividir, manipular y estafar a sus súbditos una y otra vez. Ofreciendo un modelo institucional de participación, donde ellos se aseguran el control de cuanto se decida, en función de que influencia y predominancia tenga sobre ese barrio o comarca específicos el partido en cuestión. Otro ejemplo lo dan las discotecas y centros de ocio nocturnos, con su estruendosa ausencia de comunicación y todo lo demás que comporta el modelo de consumo promovido por cuantos se lucran a base de emborrachar, drogar y anestesiar a la juventud, que pese a los precios abusivos y las estrictas normas de admisión de los clubes continúa haciendo cola y pagando por participar de su luminoso y estruendoso corral.

El 15-M entre otras reivindicaciones, se hizo eco de esta llamada a recuperar “lo publico”. De hecho si tuvo tanto éxito, fue precisamente por lograr aunar ese espíritu colectivo y de cooperación que ha sido el único y autentico garante a la hora de superar situaciones catastróficas a lo largo de la historia humana. La solidaridad, vuelve por unos días a ser algo más que un concepto abstracto sobre el que debatir en foros de internet y se convierte en un hecho físico, inmediato, visible y palpable en cada una de las Plazas “reapropiadas” por la gente, para la gente.

Centros sociales como el “ CSO Taucho” en Tenerife, por poner un ejemplo cercano, suponen un paso hacia la recuperación de espacios abandonados, condenados a un deterioro irreversible en nombre de la especulación inmobiliaria. Al tiempo que se abre una brecha, en torno a la cual articular otras tantas propuestas que logren demoler de una vez por todas, el muro con el que tratan de aislarnos de nosotros mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: