“Si la atención sanitaria se convierte en un negocio privado, los poderes económicos habrán hecho el negocio más redondo en los últimos años.”

Hablamos con Arturo Borges Álamo profesional de la medicina y portavoz del Foro Social Canario por la Salud y la Sanidad Publica.

¿Cual es la situación actual de la sanidad pública en Canarias?

Es de auténtica emergencia. En los presupuestos del 2011 se recortaron hasta un 12,3% y ese tremendo recorte se ha traducido en que en estos momentos no haya dinero para la sanidad. Hay centros hospitalarios en los que se les está diciendo a la gente que lleven sus medicamentos porque no hay en stock, que lleven incluso hasta el jabón para lavarse.
Evidentemente cuando aplican las medidas de emergencias que está tomando la administración como suspender las intervenciones de la tarde -lo cual supone que en un hospital de tercer nivel como el Hospital Universitario salgan 500 personas de las listas de espera al mes, de aquí a final de año serán 1.500, si esto lo aplicamos a todos los hospitales de 3º nivel que hay en canarias- se puede elevar a muchos miles de personas que quedarían sin operar. Lo curioso de todo esto es que los profesionales que no realizan esas intervenciones en los centro públicos, los mandan a los centros privados a realizar intervenciones para las clínicas concertadas.

Esta es otra vertiente del tema: Por un lado se recorta el presupuesto público y a la vez se derivan muchísimos millones de euros a los centros privados mediante los conciertos que se establecen por la administración sanitaria. Dichos conciertos deberían ser muy limitados, planteándose conforme a la legislación vigente: Cuando sean absolutamente necesarios y cuando haya disponibilidad económica. En estos momentos en que no hay disponibilidad económica, deberían suspenderse inmediatamente los conciertos con la privada, que en este año han supuesto 200 millones de euros mientras se han recortado en la pública cerca de 400 millones. Lo lógico ante esta situación sería suspender los conciertos privados y garantizar que funcionase la pública; la cual ofrece mayor calidad.
Ya llevamos un largo proceso de deterioro de la sanidad pública canaria, de desviación de dinero público, de recortes en la pública y de empeoramiento de la calidad.
Nosotros lo que queremos resaltar desde la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública conjuntamente con otros colectivos con los que hemos convergido en el foro social canario, es que hace un año presentamos una Iniciativa Legislativa Popular con 24.000 y pico firmas planteando toda una serie de reivindicaciones sobre estos temas.

A su vez proponemos en esa Iniciativa todas unas serie de medidas que van mas allá. La asistencia sanitaria que efectivamente es una forma de poner paños calientes y parches a lo que es la “Enfermedad”. Sabemos que la solución a la “Enfermedad” no es la sanidad pública, ésta solo es una alternativa para solventar los problemas. La solución real es la medicina preventiva, evitar que se llegue a necesitar la asistencia sanitaria. La medicina preventiva es la prevención desde el punto de vista de las llamadas consecuencias de la situación económica y social que generan unas causas que a su vez producen enfermedad y en ese sentido hicimos unas serie de propuestas que consideramos absolutamente necesarias: Que se hagan políticas, para combatir la pobreza, para combatir el paro, para promover la alimentación saludable. Sabemos que las tres patologías mas abundantes en canarias son las cardiovasculares, el cáncer y la diabetes. Todos problemas muy relacionadas con la dieta. Si logramos que la población acceda a una alimentación saludable, disminuiríamos radicalmente la presencia de pacientes en sanidad y las listas de espera. Sabemos que la causa de todas esas consecuencias es el sistema capitalista neoliberal que garantiza que toda esa problemática se manifieste y que acabe dañando la salud de las personas.

El propio sistema es el que propicia toda esta situación derribando las últimas defensas que tiene la población más desprotegida acabando lo que en su momento fue una conquista de los trabajadores: El Estado social o Estado del bienestar. Si la atención sanitaria se convierte en un negocio privado, los poderes económicos habrán hecho el negocio más redondo en los últimos años. Ahora toca cargarse la sanidad pública, cargarse los servicios sociales, cargarse la educación, convertirlos en negocios privados y lucrarse.

¿Y hacia donde se podría decir que va el modelo?

Bueno pues la dinámica ya está prefigurada y va hacia una dinámica de liquidación de las sanidad publica, digamos que se han venido moviendo en varias líneas. Línea de fomentar de diversas maneras la privatización mediante trocear determinados hospitales. Se hacen concesiones administrativas a empresas privadas para que construyan hospitales con una financiación a 30 años, 8 veces más caros que si lo financiara la hacienda pública, todo una dinámica que en canarias está muy extendida.

Y luego está la otra vía que es la de promover los seguros privados. Entonces digamos que es como ir haciendo una selección de pacientes, produciéndose un desplazamiento de los pacientes más rentables hacia los sectores privados y la sanidad publica se va quedando con los pacientes “menos rentables” como son los pacientes crónicos, los pacientes oncológicos. Al final el modelo a seguir tiende a ser el estadounidense, donde no hay una sanidad pública sino una salud de beneficencia para pacientes pobres, sin recursos, de baja calidad y después la sanidad privada a base de seguros privados.

¿Cual es la situación de los hospitales comarcales en Tenerife hoy día?

El proyecto de hospital comarcal se lo cargaron. Incluso hubo una ILP que se presentó con relación al hospital comarcal del sur se llevo al parlamento, al pleno y se debatió y ahí hicieron enmiendas y entonces lo cambiaron. Lo que era una reivindicación de un hospital comarcal con una serie de servicios esenciales, lo convirtieron en un centro socio sanitario con posibilidad de gestión privada y para eso sacaron una ley (la ley 3/2000). El del norte lo han construido y tal pero es un centro socio sanitario. No existen instalaciones ni existe en su proyecto un hospital comarcal, unos servicios hospitalarios mínimos que puedan atender dignamente la demanda. El del sur ni siquiera lo han construido siguen estando allí unos barracones en situación lamentable Es un tema muy, muy grave.

Ya lo has introducido pero a modo de conclusión, ¿Qué consecuencias traerá este modelo?

Ya te digo las consecuencias son nefastas el empeoramiento de la salud, el aumento de la mortalidad, una quiebra de lo que es un derecho que costó mucha sangre y muchos esfuerzos y muchas luchas alcanzarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: